Consumidores denuncia que hay entidades que dan créditos rápidos con una TAE de hasta el 380 por ciento

Consumidores denuncia que hay entidades que dan créditos rápidos con una TAE de hasta el 380 por ciento

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que, con el señuelo de obtener un crédito de forma inmediata, casi sin requisitos, muchos consumidores, con una necesidad de dinero urgente, acaban contratando los llamados créditos rápidos que esconden detrás de esa aparente facilidad unos intereses desorbitados y claramente usuarios.

La organización señala que, hasta ahora, los intereses usurarios se centraban en créditos de importes muy pequeños, los conocidos como “microcréditos” cuyo importe no solía superar los 600 euros, a devolver en plazos muy cortos y ofrecidos principalmente a través de Internet.

Sin embargo, la OCU denuncia que ahora muchas empresas se han lanzado a ofrecer préstamos de mayores importes (hasta 5.000 euros) y a devolver en plazos más largos (hasta cuatro años). Siguen siendo créditos de rápida concesión, pero suelen exigir algún requisito adicional, principalmente contar con algún tipo de ingresos.

La Organización de Consumidores advierte del peligro que supone este tipo de financiación, a unos intereses exorbitantes y claramente usurarios, que son el camino más directo al sobreendeudamiento de las familias en situación de vulnerabilidad económica. Una situación que por desgracia atraviesan más familias como consecuencia de la crisis económica provocada por el coronavirus.

Consumidores denuncia que las entidades que ofrecen estos créditos ignoran las diferentes sentencias, como la más reciente, del Tribunal Supremo, de marzo de 2020, que considera usurario un interés del 27,24 por ciento TAE de una tarjeta de crédito de Wizink. En la misma línea, el Tribunal consideraba que, para saber si un tipo de interés es abusivo, debe compararse con el tipo medio de interés de las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving de las estadísticas del Banco de España, que en estos momentos se sitúa alrededor del 20 por ciento.

Tras esta sentencia, muchos emisores de tarjetas han rebajado los tipos de interés situándolos en torno a ese 20 por ciento TAE, pero no ha ocurrido lo mismo con las entidades de crédito que hacen caso omiso de la sentencia, y siguen ofreciendo abiertamente préstamos a intereses abusivos y, lo que es peor, ampliando el importe y los plazos, lo que convierte en más peligrosos esos créditos para los consumidores.

Y esto sin duda ocurre porque todavía hoy los consumidores siguen teniendo que acudir a los tribunales si quieren conseguir que se declare abusivo el interés que están pagando, ya que no hay una normativa que fije porcentajes o parámetros concretos para determinar a partir de qué tipo de interés debe considerarse que una operación de crédito tiene carácter usurario. La sentencia del Supremo, en este sentido, se quedó corta.

Para la OCU, estas ofertas demuestran que los actuales mecanismos para limitar los intereses usurarios resultan totalmente ineficaces, y por ello pide que se establezcan por ley límites claros para saber cuándo un interés es usurario, como existen en otros países como Italia desde 2011. Una limitación que es necesaria y urgente por la difícil situación económica en la que se encuentran muchas familias.

Fuente: OCU

[yuzo_related]

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Rellena los campos obligatorios (*)

Borrar respuesta