El viaje que inaugura la nueva era de vuelos comerciales tripulados al espacio

El viaje que inaugura la nueva era de vuelos comerciales tripulados al espacio

Con la presencia del presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence, de EE UU, el pasado sábado, a las 21.22 (hora peninsular española) despegó la nave «Crew Dragon» de SpaceX a bordo de un cohete reutilizable «Falcon 9» –también de la compañía de Elon Musk– desde el complejo de lanzamiento 39A en Cabo Cañaveral (Florida).

A bordo viajaban los astronautas Robert Behnken y Douglas Hurley, de la NASA, que llegaron sin problemas al día siguiente, a las 16.16 horas, a su destino: la Estación Espacial Internacional.

La nave se acopló con éxito al módulo «Harmony» del complejo orbital y sus ocupantes fueron recibidos como miembros de la «Expedición 63» por su compañero estadounidense Chris Cassidy y los cosmonautas rusos Anatoly Ivanishin e Ivan Vagner.

Este vuelo de prueba, conocido como misión «Demo-2», servirá para validar el sistema de transporte de astronautas de SpaceX, que incluye operaciones de lanzamiento, órbita, atraque, desacoplamiento y posterior aterrizaje.

Si todo va bien, se certificará a esta empresa para que pueda gestionar vuelos con tripulantes rumbo a la Estación Internacional como parte del «Commercial Crew Program» de la NASA. De hecho, con este viaje, además de ser el primero que se opera y despega desde EE UU desde los últimos transbordadores en 2011, se abre la nueva etapa de los viajes tripulados comerciales al espacio.

Según sus promotores, podría sentar las bases de la futura exploración de la Luna y Marte, en especial para el programa «Artemisa», que en 2024 llevará a la primera mujer y el próximo hombre a la superficie lunar.

“Hoy comienza una nueva era en los vuelos espaciales humanos, ya que una vez más lanzamos astronautas estadounidenses en cohetes estadounidenses desde tierra estadounidense en su camino hacia la estación espacial internacional”, subrayó el administrador de la NASA Jim Bridenstine.

Aunque «Crew Dragon» podría permanecer en órbita unos 110 días, la duración exacta de la misión la determinarán los responsables de la NASA próximamente. Cuando llegue el momento, la nave volverá con sus dos ocupantes a la Tierra. Tras amerizar con grandes paracaídas frente a las costas de Florida, Behnken y Hurley serán recogidos en el mar por el buque «Go Navigator» de SpaceX y regresarán de nuevo a Cabo Cañaveral. 

«Este es un sueño hecho realidad para mí y para todos en SpaceX», comentó el visionario Elon Musk durante el lanzamiento, “la culminación de una increíble cantidad de trabajo en equipo de nuestra compañía, la NASA, otros socios y los proveedores para que esto suceda”.

Fuente: SINC
(NASA)

[yuzo_related]

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Rellena los campos obligatorios (*)

Borrar respuesta