Las rebajas, con una normativa poco clara

Las rebajas, con una normativa poco clara

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha pedido al Gobierno que aclare el alcance de la normativa sobre la realización de rebajas y promociones en establecimientos comerciales durante el período de rebajas.

La OCU recuerda que el Ministerio de Sanidad ha dictado una orden con fecha 9 de mayo, por la que aprueban una serie de medidas encaminadas a la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del plan para la transición hacia una nueva normalidad. En concreto, en la disposición adicional segunda, bajo el título: Restricciones a las acciones comerciales con resultado de aglomeraciones”, se indica de manera confusa y poco clara que los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que “puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones”.

Sin embargo, hay una salvedad y es que esta restricción no afectará a las rebajas, ofertas o promociones que los citados establecimientos, puedan realizar a través de la página web.

Para la OCU se trata de una regulación confusa que se abre a diferentes interpretaciones, en vez de establecer instrucciones claras, concretas y precisas, y que, si se permiten las rebajas, descuentos y promociones en la compra online, son las citadas acciones comerciales a que hace referencia el primer párrafo y que en consecuencia son las que se prohíben en tienda física. La Organización de Consumidores no cree que la prohibición de rebajas en tienda física sirva para proteger la salud de los consumidores, ya que hay medidas concretas destinadas a garantizar la protección de la seguridad y la salud, como son la limitación de aforo, obligación de distancia mínima, turnos reservados a mayores y la obligatoriedad de protocolos de limpieza, que se recoge en los artículos 10 y 11 de la orden.   

Para la OCU, sí está claro que la prohibición de rebajas y promociones no protege el bolsillo de los consumidores, precisamente en estos momentos donde sus ingresos se verán disminuidos en muchos casos, y va a impedir que los consumidores puedan adquirir productos a menor precio. Además, tienen una incidencia importante en la competencia puesto que las rebajas y promociones sí se permiten en la venta online. Por ello, la organización pide al Gobierno que haga una aclaración publica de la norma y que de acuerdo con la letra se permita la realización de rebajas y promociones en los establecimientos comerciales siempre que los establecimientos comerciales tomen las medidas necesarias para evitar aglomeraciones en el establecimiento y sus alrededores.

[yuzo_related]

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Rellena los campos obligatorios (*)

Borrar respuesta