Cumbre del clima: los países han de presentar sus compromisos para la reducción de emisiones

Cumbre del clima: los países han de presentar sus compromisos para la reducción de emisiones

La cumbre del clima (COP25) ha finalizado hoy en Madrid. Como logro, la adopción de un acuerdo denominado «Chile-Madrid Tiempo de Actuar» que que pretende que este próximo año los países presenten compromisos de reducción de emisiones más ambiciosos para responder a la emergencia climática. El acuerdo manifiesta la «urgente necesidad» de que esos nuevos compromisos salven la brecha existente con respecto al objetivo de París: evitar un aumento de temperatura superior a 1,5 grados.

La decisión fue posible tras una intensa jornada de negociaciones y después de que la presidencia chilena de la COP nombrara a la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, mediadora en tres puntos clave de la negociación: mayor ambición, mecanismo de pérdidas y daños frente a los impactos del cambio climático y financiación.

«Chile-Madrid Tiempo de Actuar» reivindica que este proceso de activación de la ambición, que arranca en apenas 15 días, debe ser coherente con lo que dice la ciencia. Los países deberán presentar compromisos climáticos antes de la próxima Cumbre del clima de Glasgow, de modo que Naciones Unidas pueda elaborar un informe de síntesis previo a la COP26 que indique dónde estamos respecto al objetivo del Acuerdo de París de mantener la temperatura del planeta por debajo de 1,5ºC.

Según Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica en funciones, «el mandato es claro: los países tenemos que presentar contribuciones nacionales más ambiciosas que las actuales en 2020, es importante responder a las demandas de la gente y de la ciencia, y comprometernos a hacer más y más rápido».

La decisión final adoptada por los casi 200 países que forman parte de la Convención de clima de la ONU reconoce la importancia de la acción climática de los actores no gubernamentales, les invita a que incrementen su acción en la lucha contra el cambio climático y generalicen estrategias compatibles con el clima.

Celebrada con un marco de gobernanza ya pactado (el Acuerdo de París y su Libro de reglas), la COP25 ha sido la primera cumbre del clima de un nuevo ciclo, en el que la clave está en la implementación, es decir, en que todos los actores hagan más y más rápido, tal y como queda reflejado en el resultado final aprobado.

La ministra Ribera ha afirmado que «este documento es la base que nos permite actuar ya. El tiempo de la acción es ahora. Las COP ya no sólo son un foro para fijar reglas, la nueva fase que hemos iniciado en Madrid requiere de más acción y de más actores».

Además, la COP25 ha confirmado que la lucha contra el cambio climático es una cuestión transversal, y ministros sectoriales de todo el mundo han puesto de manifiesto en Madrid que asumen la agenda climática como propia en sus áreas de actuación. Asimismo, los países se emplazan a trabajar en el diseño de mecanismos de mercado en la próxima COP que eviten la doble contabilidad, que sirva a la ambición del Acuerdo de París y que garanticen la integridad ambiental del sistema.

[yuzo_related]

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Rellena los campos obligatorios (*)

Borrar respuesta