Las multinacionales españolas pagan a nivel mundial el 12,6 por ciento de sus beneficios por el impuesto de sociedades

Las multinacionales españolas pagan a nivel mundial el 12,6 por ciento de sus beneficios por el impuesto de sociedades

Las 134 multinacionales españolas que en el año 2016 contaban con una facturación anual de más de 750 millones de euros pagaron ese año en todo el mundo 11.594 millones de euros por el Impuesto sobre Sociedades, un 12,6 por ciento de su beneficio global, que alcanzó los 91.849 millones de euros. Medido en términos de devengo, no de caja, el impuesto alcanzó un total de 14.260 millones para estos grupos, un 15,5 por ciento del beneficio.

Estos datos figuran en el análisis elaborado por la Agencia Tributaria a partir de la información suministrada por las empresas a través del modelo 231 de declaración de información «País por país» («Country by country report», CBC por sus siglas en inglés) referido a 2016, primer año en el que estaba vigente esta obligación de información que tiene por objeto recopilar datos agregados del colectivo para el intercambio de información entre administraciones tributarias establecido en los acuerdos «BEPS» («Erosión de Bases y Traslado de Beneficios») de la OCDE.

El análisis efectuado por la Agencia Tributaria, pionero a nivel mundial, ofrece de forma agregada la información de los 134 grupos y sus 16.160 filiales, de ellas 10.967 extranjeras, para mantener la exigencia de confidencialidad establecida en los propios «acuerdos BEPS».

Con vocación de transparencia, se pretende así aportar información útil para los estudios y análisis del público en general, y de los investigadores en particular, contribuyendo al debate internacional sobre la tributación de los grandes grupos societarios, sobre cómo distribuirla entre los países en los que operan y sobre el establecimiento de un suelo de tributación.

El análisis elaborado afecta a grupos de matriz española que globalmente sumaron 934.408 millones de euros de facturación mundial en 2016, con unos beneficios netos globales incorporados por las empresas al CBC que totalizaron 91.849 millones de euros.

El impuesto pagado por estos 134 grupos sumó 11.594 millones en términos de caja. Los resultados muestran una gran dispersión de tipos efectivos sobre beneficios. La estadística refleja que solo 43 multinacionales sumaron el 49,1 por ciento del beneficio de todo el colectivo y, sin embargo, solo representaron el 10,5% de la cuota total pagada por el conjunto de multinacionales.

El análisis del CBC se efectúa también en términos de impuesto devengado. Los impuestos devengados y los pagados no coinciden debido a que el criterio de cómputo es diferente.

En devengo, el impuesto será la cuota líquida del ejercicio fiscal 2016, formada por la suma de los pagos fraccionados y la cuota diferencial del mismo año fiscal 2016. En cambio, el impuesto «pagado» es la combinación de los pagos fraccionados de 2016 y la cuota diferencial de 2015. Esta diferencia hace que, por ejemplo, los créditos fiscales aplicados que se incluyen en uno u otro concepto (devengado y pagado), sean diferentes.

El análisis elaborado afecta a grupos de matriz española que globalmente sumaron 934.408 millones de euros de facturación mundial en 2016, con unos beneficios netos globales incorporados por las empresas al CBC que totalizaron 91.849 millones de euros.

El impuesto pagado por estos 134 grupos sumó 11.594 millones en términos de caja. Los resultados muestran una gran dispersión de tipos efectivos sobre beneficios. La estadística refleja que solo 43 multinacionales sumaron el 49,1% del beneficio de todo el colectivo y, sin embargo, solo representaron el 10,5% de la cuota total pagada por el conjunto de multinacionales.

El análisis del CBC se efectúa también en términos de impuesto devengado. Los impuestos devengados y los pagados no coinciden debido a que el criterio de cómputo es diferente.

En devengo, el impuesto será la cuota líquida del ejercicio fiscal 2016, formada por la suma de los pagos fraccionados y la cuota diferencial del mismo año fiscal 2016. En cambio, el impuesto «pagado» es la combinación de los pagos fraccionados de 2016 y la cuota diferencial de 2015. Esta diferencia hace que, por ejemplo, los créditos fiscales aplicados que se incluyen en uno u otro concepto (devengado y pagado), sean diferentes.

[yuzo_related]

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Rellena los campos obligatorios (*)

Borrar respuesta