Qué se espera de la Cumbre del clima de Madrid

Qué se espera de la Cumbre del clima de Madrid

Al llegar a una cumbre del clima lo primero que sorprende suele ser la gran dimensión del recinto y la diversidad de gente que se da cita en esta multitudinaria reunión para la toma de decisiones ante la crisis climática.

Por una parte, la población civil suele tener un lugar en diferentes pabellones o espacios que congregan a ONG ambientales, científicos, población indígena, empresas, emprendedores climáticos y diferentes iniciativas ciudadanas. Se trata de un área de encuentro y debate en el que se celebran eventos paralelos a las reuniones políticas y técnicas. En este caso se ha habilitado una «zona verde» para este fin, que se complementará con la organización de diferentes eventos dirigidos al público en general y la sociedad civil a lo largo de la toda la ciudad de Madrid.

Se espera desarrollar un programa denominado «Castellana verde», un espacio versátil que irá desde plaza Castilla hasta Atocha, donde diferentes edificios emblemáticos de Madrid acogerán conferencias, exposiciones o muestras específicas que aproximen la realidad del cambio climático y la necesidad de respuesta al ciudadano o al visitante en Madrid en esos días.

«No están previstos cortes de tráfico, sino una agenda de actividades. Sí se trata de utilizar esa capacidad que ofrece la arteria principal de Madrid como un espacio de participación», ha explicado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Por otro lado, en un lugar próximo, se ubicará la zona donde se llevan a cabo las negociaciones de la Conferencia de las Partes (COP) –estados miembros de la convención–, un espacio administrado por Naciones Unidas. En Madrid, se ha denominado «zona azul», donde estarán los dos plenarios y las salas de reuniones para la negociación y las salas y pabellones de las delegaciones, donde España contará con una sala de delegación. 

En este escenario, jefes de Estado, ministros y técnicos discuten en distintas sesiones a puerta cerrada, para alcanzar acuerdos sobre mitigación, adaptación, financiación o ambición climática. «Desde Presidencia de Gobierno habrá una invitación a los jefes de Estado y de Gobierno, para que aquellos que lo deseen participen en la sesión inaugural y en alguna reunión específica que se celebre después», indicó Ribera. Aún no está cerrada, por tanto, la lista de mandatarios que asistirán, ni tampoco si se contará con la participación de la Casa Real. A las reuniones que se celebren a lo largo de las dos semanas en este espacio también pueden asistir como observadores ONG, representantes de empresas y grupos de interés.

Se calcula que los costes de todo el montaje de la COP25, tomando como referencia cumbres anteriores, será de unos 60 millones de euros, con un retorno a la ciudad de Madrid de unos 100 millones de euros. «Hay que ver posteriormente cómo se puede hacer esa estimación. Estamos hablando de primeras cifras muy abiertas», dijo la Ministra. 

Su organización en una nueva ubicación, en la capital de España, a poco más de un mes del comienzo es un reto. De hecho, es la primera vez que una cumbre climática de esta magnitud se tiene que organizar en tan poco tiempo. La ubicación se suele anunciar en la cumbre climática anterior, por lo que los países anfitriones tienen al menos un año para prepararla. Para su celebración se han reservado 100.000 metros cuadrados en IFEMA-Feria de Madrid. Desde que se anunció que Chile mantenía la presidencia de la COP25 pero renunciaba a ser la sede, las 25.000 personas de 200 países que se esperaba que acudieran a esta cita deben reubicarse en la capital española, lo que supone un desafío logístico y de seguridad.

“Se está haciendo todo lo posible para permitir una gran participación y para mantener la dimensión de los espacios de exhibición y eventos según lo planeado. La lista final de eventos paralelos y exhibiciones se ajustará al espacio disponible en el lugar de celebración”, anuncian desde la ONU.

Por otra parte, la asistencia de la población civil que se había organizado para acudir a la cita en Chile también supone un problema de patrocinios y logística para poder hacer frente a este cambio. Además, la llegada de activistas, como la mediática Greta Thunberg, está también en duda. “Hemos estado en contacto con las personas próximas con Greta Thunberg. El problema que tiene esta activista no es de financiación, sino de modos de transporte. Parece ser que el Atlántico Norte en esta época del año no es fácilmente transitable. Le hemos ofrecido en todo caso que si no pudiera trasladarse le facilitaríamos una participación en alguna de las sesiones en remoto. Se están evaluando distintas opciones todavía”, explicó Ribera.

A esto se suma que, al celebrarse del 2 al 13 de diciembre, coincidirá con varias festividades en el momento central de la cumbre, con el consiguiente problema de alojamiento. «Estamos dándole una vuelta a cómo facilitar esa presencia de la sociedad civil que ha quedado varadas en América Latina y que en muy poco tiempo tienen que organizar un sistema diferente. Habitualmente son organizaciones que cuentan con sistemas de patrocinio propios. Estamos en contacto con las grandes fundaciones para ver quiénes han ido facilitando ese acompañamiento y estamos trabajando con la búsqueda de patrocinadores adicionales que nos permita facilitar un contingente de billetes de avión para permitirles trasladarse a España», añadió la Ministra.

La Cumbre que se celebrará en la capital española será la cumbre del clima número 25º. La primera se celebró en Berlín en 1995 y desde entonces se ha realizado de forma anual. La de este año tendrá lugar dentro de un marco de urgencia: implementar los objetivos del Acuerdo de París y mejorar la ambición en reducción de emisiones de los países firmantes. Se ha previsto una fase de alto nivel para los Jefes de Estado y de Gobierno el 2 de diciembre

La cumbre, que comenzará el 2 de diciembre, espera celebrar el día de apertura una ceremonia en presencia de los jefes de Estado y de Gobierno. La segunda semana de la COP será el momento de las reuniones de alto nivel ministerial en la que se unen a la cumbre los ministros responsables de la política climática.

Fuente: SINC

[yuzo_related]

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Rellena los campos obligatorios (*)

Borrar respuesta