Un estudio concluye que “no se puede encontrar el gen de la homosexualidad”

Un estudio concluye que “no se puede encontrar el gen de la homosexualidad”

Un estudio publicado por la prestigiosa revista de divulgación científica «Science» ha concluido que no se puede encontrar ni determinar en el genoma humano la teoría de que existe un único «gen de la homosexualidad». Dicho de otra manera, no estaríamos orientados biológicamente a tener una orientación sexual predeterminada por un gen específico, sino que nos limitamos a sentirnos atraídos por el mismo y/o otros géneros en función de una compleja combinación de variables genéticas y probablemente también socioculturales.

Los estudios realizados sobre personas gemelas y familiares han indicado que el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo sí tiene un componente genético, pero complejo. El objetivo ha sido estudiar a 493.001 participantes de distintos países, Estados Unidos, Reino Unido y Suecia, estudiando los genes asociados en teoría con la orientación sexual.

Pues bien, se han encontrado múltiples «loci» (término que hace referencia a las posiciones fijas sobre un cromosoma, como la posición de un gen o de un biomarcador) implicados en el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo, lo que indica que, al igual que otros rasgos de comportamiento, el comportamiento no heterosexual es poligénico. Es decir, se ha formado en condiciones sucesivas diferentes, no por un solo gen concreto.

Las conclusiones del estudio son que el comportamiento sexual entre homosexuales no está influido por uno o unos pocos genes, sino por muchos. El análisis de diferentes aspectos de la preferencia sexual subraya su complejidad y pone en duda la validez de las medidas del continuo bipolar, como la escala de Kinsey. La escala de Kinsey es una escala creada por el biólogo Alfred Kinsey, que establece 7 diferentes grados de comportamientos sexuales, cuando tradicionalmente se consideraban sólo 3. Sin embargo, el estudio considera que quedan por explorar muchas incertidumbres, incluida la forma en que las influencias socioculturales sobre la orientación sexual pueden interactuar con las influencias genéticas.

En nuestra sociedad, entre el 2 y el 10 por ciento de las personas tiene relaciones homosexuales, ya sea de manera exclusiva o combinándolas con otras heterosexuales. Los estudios de gemelos y familiares han demostrado que la orientación sexual entre personas del mismo sexo está parcialmente influenciado genéticamente, pero las búsquedas previas de los genes específicos involucrados han tenido poco poder para detectar tamaños de efectos realistas para rasgos complejos.

[yuzo_related]

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Rellena los campos obligatorios (*)

Borrar respuesta