La Cumbre hispano-lusa, los días 29 y 30, para potenciar el mercado ibérico

La Cumbre hispano-lusa, los días 29 y 30, para potenciar el mercado ibérico

La Cumbre entre España y Portugal, que tendrá lugar en Vila Real (Portugal), se basa fundamentalmente en la cooperación transfronteriza. La estructura de esta Cumbre es particular, ya que la misma comienza en España y termina en Portugal.

Los días 29 y 30 de mayo se celebrará un acto empresarial organizado por ambas asociaciones patronales (la CEOE por parte española, la CIP por parte portuguesa), que contará con la intervención de ambos jefes de Gobierno el segundo día por la mañana.

Asimismo, el pasado 22 de mayo tuvo lugar el VI Foro Parlamentario Hispano-Portugués, inaugurado por la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, y por el presidente de la Asamblea de la República Portuguesa, Eduardo Ferro. La celebración de la Cumbre ofrecerá además la posibilidad de celebrar el Consejo Hispano-Luso de Seguridad y Defensa el mismo día 29 de mayo, de forma simultánea a las sectoriales de otros departamentos ministeriales.

Entre los temas que se tratarán en la reunión de los jefes de Gobierno, además del examen general a la más que buena relación bilateral entre ambos países y la voluntad de seguir reflexionando en cómo mejorar la cooperación transfronteriza, priman los asuntos del interés de ambos países en el seno de la Unión Europea: el «Brexit» no estará ausente entre los temas a tratar, pues es necesario un profundo debate sobre el futuro de la Unión Europea, con especial atención al fortalecimiento de la Unión Económica y Monetaria y la renovación de la zona euro. Otros temas de la agenda serán la futura financiación de la Unión Europea, el refuerzo de la dimensión social de la UE para que los beneficios del mercado interior y del euro lleguen a todos los ciudadanos, así como el examen sobre el estado de los trabajos en materia de interconexiones energéticas de ambos países con el resto de la Unión Europea.

Hay que destacar que las relaciones económicas entre España y Portugal son especialmente estrechas, pues ambos países conforman un verdadero mercado ibérico, donde el flujo de intercambios comerciales y de inversiones es continuo, impulsado además por el gran número de empresas (2.200 españolas y 400 portuguesas) con presencia en ambos países.

El comercio bilateral ha aumentado de forma constante en las últimas décadas, alcanzando un máximo de 28.797 millones de euros en 2016. El año pasado, las exportaciones españolas a Portugal superaron los 18.000 millones de euros y las importaciones españolas provenientes de Portugal superaron los 10.000 millones. Portugal se configura como el quinto destino de nuestras exportaciones y nuestro octavo mayor proveedor.

Para Portugal, España es el primer cliente y el primer proveedor mundial. Casi un tercio de los productos que compra Portugal proceden de España y un cuarto de los productos que vende Portugal se dirigen a nuestro país. Y esta tendencia va a continuar este año. Según las cifras de enero y febrero de este año, el comercio bilateral ha crecido un 9,5 por ciento con respecto al mismo período del año anterior.

[yuzo_related]

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Rellena los campos obligatorios (*)

Borrar respuesta